viernes, 26 de febrero de 2010

¡¡¡INEXEQUIBLE!!! HOY MÁS QUE NUNCA ME SIENTO ORGULLOSO...

La Corte Constitucional hizo prevalecer el derecho de manera aplastante, y trituró (aceptando los cargos de la ponencia y añadiendo uno nuevo) la iniciativa que pretendía abrir la puerta a una nueva reelección. Hoy más que nunca me siento feliz y orgulloso de vivir en este país, históricamente inclinado hacia el derecho, hacia las leyes que, como dijo Francisco de Paula Santander, son las verdaderas garantías de la libertad. Esas garantías de la libertad se impusieron sobre las pretensiones caprichosas de quienes sostenían una presunta voluntad popular unánime y omnipotente. Y se impusieron sobre las maniobras tramposas, financiadas por los contratistas que esperan seguirse enriqueciendo en los negocios con el Estado. Esas maniobras fueron censuradas de manera precisa por la Corte en su comunicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario