lunes, 3 de mayo de 2010

Por qué apoyo la propuesta de Botero y Cavallo en empleo

El ex ministro de Hacienda Rodrigo Botero, en entrevista cuya lectura recomiendo con énfasis, explica su idea de reorientar de manera temporal las exenciones tributarias a los empresarios, para que dejen de ser estímulos al capital y se conviertan en estímulos al empleo.

Cuando Botero y Cavallo hicieron por primera vez esta propuesta, yo la recibí con un cierto escepticismo, pues en general soy enemigo de las exenciones tributarias. Sin embargo, nada más necio en política que apegarse a dogmas: la realidad demanda acciones efectivas y posibles. Y nuestra realidad de hoy, marcada por una ruinosa crisis de desempleo e informalidad, clama por decisiones rápidas cuya ejecución sea viable.

Yo preferiría la desaparición de los parafiscales, pero este objetivo, si es que alguna vez pudiera conseguirse, llegaría sólo después de un proceso agrio de lucha política, el cual sin duda tomaría años. Quizás décadas. Yo preferiría la eliminación de todas las exenciones tributarias, pero tal cosa, además de hallarse muy lejos de la realidad del corto plazo, tal vez no produciría empleo de modo inmediato.

Así, podemos ver que en la propuesta de Botero y Cavallo hay una estrategia inteligente, pues se consideran los dos elementos que acabo de señalar: la viabilidad política, y la urgencia del problema. Si no podemos eliminar los parafiscales, que éstos se compensen con una exención tributaria a la creación de empleo, pero que ella sustituya a las exenciones al capital. De ese modo no seguimos despedazando nuestro sistema de ingreso público, y eliminamos el sesgo hacia el capital que existe hoy. Todavía me siento alarmado por el comentario que hace Juan Manuel Santos a la propuesta: la acepta, pero no como sustituto de las exenciones al capital sino como añadido a estas. Mayor irresponsabilidad la creo imposible.

En la entrevista de Botero hay otros elementos que vale la pena destacar: su razonable defensa de la apertura agrícola, en contra de los sofismas de quienes defienden la protección para enriquecer más a los ricos, y para subir el precio de la comida de los pobres. También merece aplauso su comentario sobre la responsabilidad de este Gobierno en la revaluación, y su observación acerca del triste destino que ha sufrido Oscar Iván Zuluaga, ministro decente, responsable e inteligente, pero aplastado por los “ministros del gasto” con la anuencia del presidente.

Y el más acertado de todos sus comentarios se refiere a la política social de Uribe. Tan preciso es, que prefiero transcribirlo textualmente:

Como yo lo veo, este Gobierno tiene una concepción premoderna de la política social. El espectáculo del jefe de Estado repartiendo cheques en una plaza de toros o en un estadio persona por persona podría tener lugar en un emirato árabe. En una sociedad moderna ocurre porque es el Estado el que da las ayudas. Pero hay gente que cree que esa plata se la da el Presidente. Esa plata se la da el Estado colombiano”.

Ver la entrevista completa aquí: http://www.eltiempo.com/colombia/politica/propuesta-de-choque-para-la-creacion-de-empleo_7691508-1

No hay comentarios:

Publicar un comentario